Cabo Estai: Paseo al borde del mar

Hoy os dejo un paseo que a nosotros nos gusta mucho y que quiero compartir con vosotros. Es estupendo si tenéis ganas de mar.

Tenemos la suerte de vivir en una ciudad costera y siempre es un buen momento para acercarse y disfrutarlo. Dicen que contemplar el mar nos tranquiliza, nos relaja y nos hace felices! Así que no veo mejor momento para que nos demos el gustazo.

Este paseo no lo recomiendo si los peques son muy chiquitines, mejor para niños a partir de los 6 años, porque hay algunas zonas estrechas al borde del mar y no hay barandilla, si bien, podéis llevarlos de la mano (olvidad las sillas de paseo porque en este caso no es posible). Ojo, porque si hay temporal, es PELIGROSO, en especial con los niños!! Animaros cuando el día esté soleado y el mar en calma, de esta manera lo disfrutaréis mucho.

Nos vamos hasta Cabo Estai, después de Canido, siguiendo por la calle Arquitecto Gómez Román, zona de chalets y casas de lujo, seguiremos hasta el final (pasando el antiguo restaurante Sobreira), desde allí comenzaremos nuestro paseo. Hay mucho espacio de aparcamiento.

Lo haremos en sentido circular, es decir, bajamos y rodeamos por la costa y volvemos por la carretera (aunque también podéis volver por el mismo sitio).

Lo primero que nos vamos a encontrar son las llamadas rocas de Cabo Estai, muy cerca del instituto oceanográfico, y con unas vistas espectaculares, y unas estupendas puestas de sol. Desde ahí podréis ver el faro de Cabo Estai, que si queréis, también es un buen plan acercarse a descubrirlo con los peques!

Encontraréis un pequeño camino que os lleva directamente hacia este punto (mirador) y después simplemente tendremos que bajar un poco (ojo aquí para bajar, tan solo son unos metros y no es difícil pero hay que ir con cuidado) y a mano derecha encontraremos el sendero que nos conducirá hasta la pequeña playa da Buraca.

Una vez allí, bajaremos hacia esta playa y seguiremos por el pequeño paseo al borde del mar hasta el siguiente punto.

Si el mar está revuelto o la marea está muy alta, hay que tener cuidado, porque las olas chocan con mucha intensidad y pueden mojarnos! Aunque, como no, para los peques este pequeño inconveniente es lo más divertido (repito si hay temporal puede resultar PELIGROSO!! cautela)

Y finalmente llegaremos a la playa de Sobradeira, subiréis por las escaleras hasta el mirador, para después volver a bajar y coger el callejón hacia la carretera para volver andando por Arquitecto Antonio Cominges hasta nuestro punto de partida.

El recorrido no es muy largo, pero espero que os guste y lo disfrutéis tanto como nosotros!

*Disculpad por la calidad de las imágenes, tuve un problema con la cámara, pero confío en que igualmente podáis apreciar la propuesta!

(Este es el punto de partida, al fondo podéis dejar el coche y a mano derecha encontraréis el sendero).

Ubicación:

Si te ha gustado comparte en...

También te puede gustar

Newsletter

Suscríbete para estar siempre al tanto de las novedades de Little Vigo

Comments

  1. Cristina

    7 noviembre, 2020

    En cadeira de todas pode ser?

    • Little Vigo

      7 noviembre, 2020

      Pues no, ya comento en las primeras lineas del artículo que no se puede ir con sillas de paseo, y obviamente, tampoco con silla de ruedas.

Deja un comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Me
foto-qué-es-little
Redescubre Vigo con los peques y disfruta de
todo lo que te aporta tu ciudad

Rocío

Newsletter

Entérate de las últimas novedades

Especiales
Suscríbete al blog por correo
electrónico para no perderte nada
Loading